miércoles, 2 de abril de 2014

Inversión en Diseño de Embajadores de #Marca



La inversión en el diseño de equipos de alto rendimiento compuestos por embajadores de Marca, capaces de establecer las condiciones adecuadas para mantener relaciones eficaces donde se esté generando los Valores que levantan Reputación, es recuperable en conceptos de Valor Emocional y contenidos correctos de Valor de Responsabilidad Social Corporativa que devengan en beneficios económicos. Los esfuerzos en trabajo y económicos en diseño, gestión y control de una Cultura del Miedo que confunde productividad con producción masificada, en cadena, son infinitamente mayores que los que requiere crear espacios donde el talento y la creatividad sustenten departamentos de I+D imposibles de mantener, como entidades separadas de la realidad que es demandada o imaginada, teniendo información que puede manejarse prácticamente a tiempo real.

Para obtener embajadores de Marca de simples empleados las construcciones que han de levantarse revierten en Valor Emocional y Valor de Responsabilidad Social Corporativo eficaz.

El deseo de transformación tiene que provenir de todo el tejido interno y son quizás las cúpulas directivas las que, con más rapidez, deben tomar una decisión y tomar las riendas, si quieren permanecer. La sorpresa trabajando en estructuras altamente jerarquizadas provinientes de la Era Industrial, llega de mano de los trabajadores menos tenidos en cuenta, el trabajador en el punto de encuentro, está más predispuesto al cambio, percibe con más claridad la necesidad y es absolutamente consciente de la ineficacia de todas las estrategias puestas en marcha desde juntas totalmente alejadas.

Cualquier estructura empresarial es susceptible de aprovechar las herramientas y estrategias que se establecen, en función de dar salida a las demandas de los mercados que reclaman una relación donde se pueda percibir una interrelación con LoveMarks que se sustentan en forma de valores óptimos.
Muchos de los modelos de negocio que pueblan nuestros mercados, aún tienden a mantener estructuras rígidas de la Era Industrial y allí donde "antes me funcionaba" empieza a surgir la realidad de que los resultados no están llegando a ser óptimos, provocando un intento de regresión, con la certeza de que imponiendo una vuelta a un pasado superado, no se sostiene como valor que vaya a dar los resultado deseados y tiende a situar el marco de las experiencias en el recuerdo de emociones negativas, creando mucha más hostilidad hacia el proyecto que intenta sostenerse en esas practicas. Estamos en la Era de la Información, cualquier acción que no queramos que se difunda, tenderá, de forma irremediable a difundirse, a contrastarse y a reflexionarse.

"La hostilidad como una mezcla de ira y disgusto, asociado con la indignación,  desprecio y resentimiento" Pluntcik 1980

En realidad la única forma de poder destronar dicho valor negativo,  es sin duda, confiar en un trabajo distinto con los equipos qie gestionan la empresa,  cuanto antes comprenda la empresa que, los empleados, son piezas importantes en el tablero, cuanto antes tomemos la decisión de cambiar y gestionar la empresa,  de una forma más cercana mejorando el trato en un formato eficiente de "tú" a "tú", no solo manifestados en las fórmulas de cortesía, más rápido podremos realizar los cambios que tenderán a neutralizar ese valor negativo.

Esta transformación no es nada fácil, más, teniendo en cuenta que los viejos hábitos,  siempre son difíciles de destronar,  pero para esto disponemos de herramientas útiles, Brand Team Building con Recursos de Ocio genera movimientos en la dirección correcta, las actividades y las formulaciones propuestas proveerá de un punto de vista nuevo,  para poder generar los cambios necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada