martes, 18 de febrero de 2014

#Branding y la Experiencia Emocional

La intencionalidad de Branding, cuando aporta su fuerza a las actividades de Team Building, consigue dimensionar la interacción que construirá valores de LoveMarks y LoveBrand. Los recursos válidos que se logran extraer de la puesta en pie de una perfecta política de implementación de actividades de Team Building permiten dimensionar, con claridad, la arquitectura necesaria para revertir el esfuerzo en construcción de Valor de Responsabilidad Social Corporativa en el tejido interno proyectando una adecuada imagen de EmployerBranding que sostendrá, de forma correcta, una proyección hacia el tejido externo que revierte en compromiso y fidelidad.

Para una Marca el generar el Valor emocional, en fundamental porque en el se sustenta la percepción positiva del proyecto interaccionando con las emociones de todos sus grupos interesados.


Tanto para el usuario de productos y servicios, como para todos los grupos interesados en el modelo de negocio,l ver el logotipo o escuchar el nombre de la Empresa, ya facilita la apertura de reflexión alrededor de sentimientos, tantos placenteros, como desagradables.

El objetivo pues es conseguir establecer una experiencia Emocional positiva y para conseguir esa cualidad la única forma que poseemos es la de establecerse en el compromiso verificable de generar el diálogo que construye entornos satisfactorios para todos los interesados. Si las cúpulas se enrocan, totalmente alejadas de los puntos de encuentro y allí, solo se implementan políticas sustentadas en la Cultura del Miedo y sazonadas con una buena dosis de "competitividad productiva", en una disección perfectamente adecuada para solo conseguir el "beneficio" que demandan los que no conocen a las comunidades, más que a través de costosos estudios de mercado sesgados, la consecución del éxito en el objetivo se irá alejando, amplificando el gasto en control y en lavados de cara que, cada vez, serán más necesarios y urgentes.

La apuesta más segura de construcción de Valor Emocional pasa por mejorar la actividad empresarial, acercándola a la intención de convertirse en una entidad humanizada y para ello, la mejor estrategia es la de conseguir del tejido interno una transformación hasta convertirlos en embajadores que aportan Valor real a la Marca.

En momentos donde el momento muestra una tendencia altamente regresiva, con ganas de instarlarse en el retroceso de libertades para conseguir satisfacer las demandas de las cúpulas, sin embargo, hay que levantarse para poder otear por encima del oleaje para ver la distancia real que nos aleja de la tierra, antes de sucumbir a la tormenta y desde en medio justo de la tormenta, observar que, aquellos que más intentan ese movimiento regresivo, son los mismos que sufren las pérdidas excesivas que, en cualquier momento, puede llevarles a la quiebra.

Página 1     Página 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada