miércoles, 18 de septiembre de 2013

Modificación de conducta empresarial para EmployerBranding


Modificar la conducta empresarial no es algo optativo, es necesario  y más en el momento actual donde las los pensamientos y acciones más obsoletos de la Era Industrial tiene miles de miradas de desaprobación  observando y eligiendo, con tranquilidad, no tomar nada que venga de lo que no les guste . La transformación de estas empresas y gestionadas con políticas agresivas de abaratamientos de costes y salvajes estrategias provenientes de departamento de Marketing excesivamente presionados, no es nada fácil, pero es necesario por que sus métodos traídos desde la era industrial, ya no son eficaces y cada día se demuestra que han dejado de ser efectivos.

Siendo lo más apetecible tener como empleados personas con capacidad para trabajar en equipos de alto rendimiento cuidando y generando Imagen de Marcas realizando sus funciones como embajadores, hay que tener siempre en cuenta que las mejores condiciones de trabajo, no son precisamente las que obligan a la competición pura, en medio de una Cultura del miedo, que potencia un distanciamiento social entre los miembros y desarrollando actitudes y estereotipos hostiles, sino que, al contrario, ambientes sanos de trabajo eligen, por operatividad,  gestionar conflictos nacidos de los roces diarios entre individuos y grupos, transformándolos a conflictos creativos donde la operatividad permita generar soluciones satisfactorias para todos los interesados.

El concepto de Employer  Branding, nace  por las carencias  y resultados bajos obtenidos en una Cultura del miedo que obtuvo éxitos en una Era Industrial pero que, en plena Era de la Información, simplemente repite resultados y nunca consigue levantar la Reputación que tanto necesitan los modelos de negocio actuales.

Los mercados reclaman  más y cada vez más, formas y valores a los que hasta este momento no se le prestaba atención. Estos son el Valor Funcional , Emocional y v valor de Responsabilidad Social Corporativa , de esta necesidad nace el concepto de Personal Branding, que ayuda a la transformación de estas empresas desde las bases.

Dar pasos certeros para ir provocando el cambio nuestras estructuras nos permitirá, caminar hacia un futuro que, en realidad, ya es pasado. Donde los empleados, enmarcados en sus equipos de trabajo, dan salida a la tarea rutinaria que asigna la Imagen Corporativa, pero, a la misma vez, han de dar salida a pequeños detalles que trasladen belleza a todo el que vaya a rozar el producto de su tarea y estar pendientes de dar soluciones globalizadoras y enriquecedoras para todas las partes implicadas, lo que llenará todo el tejido empresarial de Valor de Responsabilidad Social Corporativa.

Un trabajado sometido a una Cultura del Miedo, nunca podrá ofrecer la posibilidad de levantar una buena gestión de Reputación como Marca, por más que nos empeñemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada