miércoles, 27 de marzo de 2013

#Branding y las posibilidades pérdidas de la Imagen Corporativa

Conocer las diferencias fundamentales que, en resultados, ofrecen las diferentes disciplinas artísticas, es tener una base sólida que gestiona Branding para, hacer un uso correcto de los medios donde sientes necesidad de estar.

Los usuarios y consumidores habituales de nuestros productos y servicios, usan, a estas alturas del desarrollo de comercio de productos tecnológicos: Llamadas de teléfono, correos electrónicos, sistemas de mensajería desde sus terminales móviles ... solo con estas herramientas, lo que antes era un cliente enfadado que, de forma automática generaba 10 más, que podían enfadarse tomando acción, ha saltado la barrera de los 100 para cuadriplicar esas, simples mediciones que, correspondían a épocas donde el correo ordinario y la charla amena con familiares y amigos, eran la única posibilidad de difusión y reflexión a la que podían acceder.

No tiene, además, posibilidad el modelo corporativo de entrar a esos sistemas nuevos de comunicación e interacción que los usuarios gestionan de forma íntima pero, se hacen rutinarios los usos de redes sociales y todas, manifiestan cualidades que acrecientan la velocidad de transmisión de contenidos e información. No hay duda, allí si puedes estar, puedes aprovechar el soporte pero ¿Puedes usarlo? ¿Puedes acercarte al mismo parque donde tu charlatanería te permitió vender la "solución" a problemas, si no fueron resueltos los problemas y además, generaste más, sin tomar la decisión de explicarte y comprometerte a no volver a hacerlo?

No olvidemos que los Usuarios, con estas herramientas nacidas en Internet, ha terminado generando opiniones y se mantiene a gusto en medio de las controversias provocadas por  mensajes corporativos que les han generado molestias, dispuesto a denunciarlas y difundirlas. El usuario, no acepta imposiciones, en realidad, hace tiempo que desconfía en extremo y entre más tiempo pasa en la red, más confirma que no está solo, que les ha pasado a muchos y que pueden denunciarlo y además, conseguir la forma de organización y construcción que le evite todo este calvario.

El usuario transmite, comparte y es nutrido por todo tipo de experiencias e información, termina recogiendo opinión y ata cabos de empleados que habiendo sido descuidados, subestimados y tratados con muy malas artes, termina contando aquel detalle que, enlazado a otros detalles que las empresas se empeñan en cubrir de secretos con falta de información en las bases de gestión, termina permitiendo la asociación de ideas y la construcción de modelos de negociación para ganar, allí donde solo han tenido pérdidas.

Dentro de las Empresas, una de las políticas preferidas por la Cultura del Miedo que gusta tanto a la Imagen Corporativa, se gestionan individuos que conforman equipos divididos por departamentos que, bajando por la pirámide de jerarquías, pretende perder la intencionalidad real de las cúpulas, olvidando que entre más te alejas de esas estructuras jerarquizadas, más se encuentra el sufrimiento, la desidia, el desencanto y hasta la sensación que, traslada el cliente que toca el punto de encuentro que termina dibujando con claridad, la deshonestidad impuesta de la que se termina siendo cómplice por un sueldo, cada vez más mísero y una estructura que no permitirá nunca ni siquiera la sensación de satisfacción por sentirse perteneciente a un proyecto de verdadera utilidad.

Cuando pensamos en, como mejorar la gestión de nuestra empresa, en cómo conseguir realizar  la transformación necesaria para convertirse en una clara Imagen de Marca, hemos de pensar, antes que nada en nuestro tejido interno porque, siento la base, de ella se logrará extraer el contenido necesario para desplegarse, en los puntos de encuentro, sin tener que emitir el pobre mensaje de huida por pelotazo que se desprende del "Es procedimiento de empresa"

Tal como se dibuja el panorama de la nueva Era de la Información, todos nuestros modelos de negocio: Grandes corporaciones, Instituciones, mediana y pequeña empresa, comerciantes y cualquier idea puesta en pie, debe asumir que ya no vive en la época de gloria de la Imagen Corporativa, ya no estamos en la Era Industrial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada