martes, 1 de enero de 2013

La #RSC en los equipos de Imagen de #Marcas

Si la Responsabilidad Social Corporativa, es una promesa de obligado cumplimiento ¿En que se parece una donación pública a este concepto? Yo me comprometo con los desfavorecidos, mientras, insisto en masificar mis stocks en base a una estrategia de producción en cadena, mientras, los grupos interesados en mi proyecto siguen pasando por la implantación de políticas de abaratamiento de costes y sufriendo mi insufrible presencia.

¿Cuanto Valor Emocional puede producir un empleado atosigado y agobiado en exceso por las estrategias de la Cultura del Miedo, que debe implantar Marketing en Recursos Humanos para conseguir endosar los excesos de una producción masiva? Ninguno. La creatividad y el buen gusto necesarios para establecer ese parámetro, no pueden nacer y mucho menos vivir en unas condiciones de ese calado ¿Cuantos embajadores capaces de defender el proyecto aparecerán en ese contexto? Ninguno. Antes, aparecerán anónimos que cuenten mis estrategias a sus círculos de influencia para ganar en las negociaciones. ¿Y cuanto Valor de Responsabilidad Social Corporativa puede acumular una propuesta que deja en mano de personal descontento y sabedor de todos los incumplimientos que desde las cadenas de producción, hasta las de atención se producen? Ninguno, entonces ¿De donde se pretende sacar la Reputación de Marcas que atrae por fidelidad y confianza? La reclamación de los mercados internacionales no pasa, por una moda pasajera a la que puedo adaptar mis hábitos viejos, aparece por una necesidad básica que, pocas empresas provenientes de la Era Industrial, llegan a entender completamente, por el momento.

Mientras la Imagen Corporativa atiende a la percepción de su insufrible presencia como algo inevitable, la Imagen de Marcas observa que es justo el punto por donde se les escapa la Responsabilidad Social Corporativa que podría traer la fidelidad que los grupos interesados, a los que no se les presta atención y con esta fidelidad la confianza necesaria tanto dentro del tejido empresarial, como fuera que ganaría la confianza que se precisa para obtener Valor Emocional y poderlo ofrecer, sin ningún tipo de esfuerzo en control de las situaciones negativas que, cada vez más, se les escapan de las manos.
Las empresas o proyectos empresariales que lucen Valor real y no obtenido, a base de premios y reconocimientos que solo tienen valor para las cúpulas de gestión y que detentan un Valor real como Imagen de Marca, construyen justo en líneas totalmente opuestas a las que plantea la Imagen Corporativa. Una Marca, lo que hace, es potenciar la diferencia y la creatividad máxima de sus empleados desde el interior mimándolos y cuidándolos de una forma sana. Termina por derribar los muros interiores, para que la gestión sea mas fluida y para que ese empleado sea parte del crecimiento de la empresa, creando así lazos de unión. Y termina Gestionando, de esa forma,  equipos de trabajo y gestión de empresa, de una forma más horizontal, provocando con esto que nazca y fluya la Innovación.

Las actividades que nacieron del Team Building conseguía una unión temporal de los integrantes de esos equipos, lo que se conseguía mientras las actividades era desconectar y ver a ese compañero o jefe como personas, transformando el resultado de la experiencia en recuerdos donde se mueven sensaciones. Al pasar un tiempo determinado, se regresa al mismo resultado anterior y viejos hábitos, donde hace mella la monotonía , junto al desanimo, que aportara un valor adicional a la desmotivación siendo acompañado por la discordia, pero incluso harán que los roles sea vuelvan fijos nuevamente haciendo que esto sea negativo para un crecimiento optimo, el obstáculo, en este punto, está en que vuelve a primar la búsqueda de resultado que tanto, potencia un Marketing abocado única y exclusivamente a sacar el excedente de los masificados stocks y retrotrayéndose a hábitos obsoletos, tiende a olvidar que la implantación es un proceso que, en realidad, nunca acabará y del que, realmente esperarás que nunca acabé porque termina enriqueciendo todas las estrategias incluso de cumplimiento de objetivos en ventas.

Branding, aparece como aquella intención que, potencia la creación y motivación de la Marcas por encima a la Imagen de Empresa o Corporativa. Branding busca permanecer en los mercados, a través de la fidelización y la expansión de una Imagen que presenta como la necesidad de ser un miembro influyente de la comunidad donde vive y no solo un elemento que influye en las decisiones y nunca asume responsabilidades y aparece, no por moda pasajera, aparece porque las comunidades son cada vez más exigentes y están cansadas de mensajes envueltos en papeles atrayentes, hasta tal punto, que han construido una red de información eficaz para evitarse, a si mismas y a otras, una relación nefasta, aunque esta hubiera nacido de una promesa aparente.

Las aportaciones de Team Building son eficaces para Branding, conocer estas líneas de actuación y tener una experiencia consolidada en medio de las Artes Escénicas me ha permitido observar los recursos infinitos que desde las artes se pueden aportar para apoyar y solidificar estas líneas de actuación.

Aquellos recursos de Ocio que aparentemente no tienen más valor que el que se obtienen detrás de un aplauso y que de tan conocidos a la luz de los focos, es totalmente desconocido entre telares ofrecen herramientas de máxima utilidad para desarrollar creatividad y talento en individuos, se mueven con facilidad creando, siempre, equipos de trabajo de altísimo rendimiento y saben transformar a un empleado-usuario-consumidor y grupos interesados en algo que muy pocas Marcas han conseguido, fans.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada