miércoles, 24 de octubre de 2012

Recursos Branding, ofrecer oportunidad y crecimiento


Trasladar una escucha activa hasta los puntos de encuentro con los clientes, es descubrir el talón de Aquiles de nuestros actuales modelos de negocio. Cuando la estructura es gigantesca y la dimensión de la pirámide aleja a las cúpulas directivas de las bases, allí se encuentran los despropósitos más incoherentes de la Imagen Corporativa y sus estrategias de Marketing que se impregnan en una cultura corporativa basada en el oportunismo que salpica, sin remedio todo el departamento de RRHH y sus recursos. Cuando la estructura ocupa un espacio menor, un entorno familiar puede también verse afectado por las grandes estrategias que de ejemplo quedan de éxitos pasados de Imagen Corporativa, nada que llegue de una intención basada en el objetivo de solo acumular riqueza ganando siempre, tendrá rédito de éxito en un futuro que ya es presente en una Era de la Información.

El oportunismo como base de gestión se ocupa de generar competitividad malsana en todos nuestros equipos de trabajo y llena de mandos intermedios cualquier departamento que, en un porcentaje mayor, al que estamos dispuestos a admitir ahogan en desmotivación a todo un ejercito de empleados que trabajan por un sueldo, más o menos aceptable, abocados a los caprichos de mandos que no pueden ofrecer profesionalidad y que llegan a los cargos, a base de aceptar políticas y procedimientos que nacen de una Cultura del miedo y del saber crear amigos allí donde quieren llegar.

Todo este tipo de comportamiento fácilmente señalados por cualquiera de los empleados que se ocupan de mantener en cierto orden nuestros puntos de encuentros, impide un crecimiento optimo en la empresa y aunque no queramos o creamos que esto pase en nuestro proyecto, allí , sin embargo, es donde se cuecen las incoherencias estratégicas de Marketing y donde RRHH influido por una dictadura corporativa alejada de la realidad. Brand Team Building con Recursos de Ocio, nos aporta mecanismos apropiados, para localizar todo este muestrario de comportamientos y los recursos útiles para poder modificarlo. Mejorando la conducta, dotando de valor todo el tejido empresarial para poder conseguir un aumento de la productividad desechando el oportunismo que nace de una competitividad malsana que vive a gusto en cadenas de producción pero que se muestra incapaz de diseñar, generar y poner en pie una Cultura de Marca que traslade la percepción de un proyecto empresarial con auténtica intención de permanecer en los mercados como un miembro influyente de la comunidad donde vive, con muchas ganas de generar la confianza adecuada para estar allí durante generaciones enteras.
Una transformación de estructuras jerarquizadas a un proyecto donde la gestión de equipos vuelque una formulación horizontal permite la aparición de una Cultura innovadora dentro de si mismo y la capacidad resolutiva de convertir cualquier pequeño detalle de nuestro Valor Funcional, en algo capaz de trasladar belleza a todo el que toque despertando un Valor Emocional que consigue lo que la Imagen Corporativa y sus soportes nunca antes pudieron favorecer: La fidelización, más allá, de hasta donde dure la oferta.

"Considero que el que la empresa involucre a todos sus empleados dentro de los cambios que se vayan  diseñando y poniendo en pie, obtiene el núcleo donde vive el éxito acariciando el factor relevante durante todo el proceso de innovación" @Azmy

No hay comentarios:

Publicar un comentario