martes, 24 de julio de 2012

I Encuadres de Branding en RRHH

Dar carpetazo a estructuras heredadas de la Era Industrial donde el nivel de producción máxima en cadena daba la clave para medir la productividad y el abaratamiento de costes para ofrecer ofertas de atracción o capear épocas donde el consumo estaba penalizado por las carencias económicas del consumidor con bajadas precios, se consideraba ser competitivo para poder asumir, que vivimos en una Era de la Información donde los requisitos solicitados en los mercados internacionales hablan de crear y construir un Valor Funcional, un Valor de Responsabilidad Social Corporativa para obtener la Reputación que se precisa para permanecer, es la única posibilidad viable que Branding ha de tomar como la dirección única que aglutina momentos de conquista, con momentos posteriores de relación con el entorno donde vive o va a vivir el modelo de negocio.

Para Branding el objetivo principal es la de construir una Imagen de Marca que sea realmente competitiva en un mercado donde las tendencias cambian a tal rapidez, que solo pueden hacer temblar a una Imagen Corporativa rígida, pesada y lenta que no puede reaccionar nunca a tiempo para vivir en consonancia con el tiempo que toca vivir. Si  realmente una empresa quiere avanzar y con ello, evitar entrar en  decadencia y caída libre ha  de comprender que para conseguir dicho avance,  las élites directivas no pueden solo valerse de los medios habituales de lecturas que ofrecen las estadísticas encargadas con tiempo para diseñar estrategias en un modelo estructural que está en constante movimiento y debe esmerarse en observar y entender que son los empleados en los puntos de encuentro, los que a tiempo real, están o pueden estar resolviendo las contradicciones que se generan entre el discurso repetitivo y la acción que comparten en la relación con sus grupos interesados.  Asumir la condición de que son los empleados, menos valorados,  hasta el momento por las élites empresariales los que realmente pueden obtener el pulso real de los acontecimientos, es la labor más peliaguda del departamento de Branding y sin embargo, será en esas bases empresariales donde realmente logrará sostenerse en edificio y estructura del proyecto como una cimentación sólida que sostendrá toda la construcción.

El concepto de líderes creativos y de  grupos de alto rendimiento debe traspasar la frontera que copia modelos productivos de la Era Industrial y renovarse implantando formulas de aplicación que puedan sostener con solidez la Imagen de Marca en los puntos de encuentro.

No es el momento de potenciar estrategias para influir en los empleados, es el momento donde el tejido empresarial debe esforzarse en crear y fomentar, sin dejar espacio a la manipulación o tácticas que contengan mentiras, la interacción en el debate y discusiones que promuevan una comunicación bidimensional como punto único de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada