jueves, 8 de marzo de 2012

#Brand #TeamBuilding el valor real de un empleado

Brand Team building ayuda a diseñar estructuras eficaces que no solo construyen un Valor Funcional, de más o menos calidad. Un Valor Emocional que por mucho que es gritado en soportes de publicidad nunca consigue devoluciones óptimas y un Valor de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que no solo sirve para figurar, al lado de los trofeos de calidad.  Brand Team Building es capaz de construir un Valor Funcional que ya lleva impreso un Valor Emocional que puede ser de ayuda para la construcción de un Valor Emocional lleno de contenidos veraces y estabiliza la escucha real, evitando la excesiva inversión en control que puede ser destinada a la construcción de un Valor de Responsabilidad Social Corporativa perfecta, que aún recibiendo honores, encuentra el verdadero honor de ser reconocida por todos como merecedora de la fidelidad y la confianza que la Imagen Corporativa, nunca consigue, a pesar de las miles de caridades donde se envuelve.

Mi empleado es capaz de reducir al máximo en inversión sobre estadísticas aportando más veracidad a los resultados. Mi empleado, es capaz de eliminar el máximo de inversiones en controles si es simplemente motivado correctamente. Mi empleado, goza siendo útil y evita las inversiones excesivas en estrategias de motivación a través del miedo, devolviendo creatividad y capacidad de trabajo con talento que aporta innovación y estrategias más claras y definidas. Mi empleado, logra reducir al máximo la inversión en políticas de abaratamiento de costes si en el se potencian las habilidades que ayudan a construir un Valor Emocional y un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que impregne todo el Valor Funcional. Mi empleado, es la única vía posible de transmisión de contenidos veraces y consigue la fidelización y la confianza que millones invertidos en soportes publicitarios no consigue.  Mi empleado, es capaz de mover una Cultura de Marca pero solo, si tú eres capaz de apostar por él y demostrarle tu confianza.

Sin la confianza de mi empleado, yo obtendré: Más inversión en medidas de control. Más inversión en medidas para abaratar costes. Más inversión para conseguir más credibilidad que siempre se escapará de mis manos. Más inversión en conseguir, cada vez, más complicados estudios de mercado, estadísticas e informes. Más inversión en campañas publicitarias de escaso éxito.
Nunca se consigue creatividad, talento y compromiso en espacios donde solo vive el miedo. Y del miedo, que me esfuerzo en mantener como estratégica básica de control de la estructura empresarial, yo nunca obtendré un Valor Funcional que llegue a trasladar ya un Valor Emocional que aporte ya contenidos para la verdadera construcción de un Valor Emocional perfecto que aporte las líneas para la construcción de un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que atraiga una Reputación que nazca de la confianza y la fidelización en mis puntos de encuentro. No hay salida, real, a las políticas que aún se arrastran desde la Era Industrial, si  lo que se quiere es poder mantener un modelo de negocio como una montaña inamovible en los mercados de una Era de la Información, que si o si, ya está aquí y quieras o no, no volverá a convertirse en el pasado que te trajo tantos éxitos.

Guste o no guste, la Era Industrial se basaba en un concepto de materia que había que construir, distribuir y publicitar pero la Era de la Información, llega con la conciencia de que el consumidor y los grupos de interés, no solo van a valorar tu estructura de cadena, sino que van a estar siempre muy atentos a que no tengas un comportamiento que no les beneficie en lo más mínimo. Sin esta toma de decisiones, tu empresa seguirá siendo considerada pig dentro de los modelos de mercados que ya se están moviendo y que no pararán para esperar por ti.

En todo este contexto, es tu empleado, tu mejor aliado. Si tu empleado es tu mejor aliado ¿Porqué no estimas ya el valor real que posee y determinas ejecutar el cambio que te enriquecerá a ti más que las antiguas estrategias empleadas con anterioridad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada