miércoles, 15 de febrero de 2012

#Brand #TeamBuilding en el beneficio y rentabilidad básica

De entre los beneficios que las actividades de Brand Team Building con Recursos de Ocio, nos aportan, resulta de vital importancia la creación de soportes estructurales y la ayuda a poder reconocer, de primera mano, las interacciones entre los miembros del equipo y el como, esta interacción favorece la posibilidad de los contenidos se convierten en maleables y capaces de aglutinar soluciones reales para aportar en los puntos de encuentro. De  como piensan los integrantes y el como piensa todo el grupo de trabajo y que acción ejecutan, de  forma individual y grupal, para lograr esquematizar las contradicciones que aparecen, hasta conseguir llegar a un pensamiento global que puede ser ofrecido como solución. Brand Team Building se esfuerza en desarrollar el pautaje que enriquecerá y potenciará las habilidades que generan a innovación y la capacidad de construcción de nuevas ideas, en contacto permanente con los cambios que se suceden en el entorno.   Fluyen nuevas ideas, y ese movimiento interior de cada equipo, nos aportará una mejora del rendimiento de los integrantes, ahora ya pertenecientes a la tarea y que posibilita la acción de compartir esas nuevas implantaciones tanto al resto el tejido empresarial, como al exterior en los grupos de interés que no mantienen una relación directa en la función de construcción del Valor Funcional, del proyecto.

Una interacción y una comunicación bidimensional es el resultado más apetecible para un departamento de Branding que busca en sus equipos de trabajo un feed back fiable antes de someter las soluciones a la comunidad donde se quiere emitir el contenido conseguido. Sin lugar a dudas, no hay mejor control que el que nace de la escucha sistemática y seria de las respuestas a un mensaje emitido, si logramos que la respuesta también llegue llena de soluciones aplicables y útiles para todos los grupos interesados en el modelo de negocio.
El férreo control que necesita la Imagen Corporativa en la emisión de su único y repetitivo discurso, debe ser totalmente diluido y en en vacío donde éste ha obtenido éxitos para gestionar cadenas de trabajo en producción y ventas, debe quedar la certeza de que es la devolución que se obtiene en los puntos de encuentro de lo que emitimos allí, el motor que generará la habilidad máxima de adaptación constante a los cambios que ejecuta una sociedad en permanente movimiento y dispuesta a la evolución que no piensa parar, aunque nuestros sistemas jerarquizados de gestión se empeñen.

La consecuencia inmediata de tomar otro tipo de hábito en las respuestas, es la de la obtención de resultados distintos. Un mecanismo obsoleto que contempla solo una parte del paisaje, nos obliga a mecanizar respuestas y a buscar control y disolución de los motores de movimiento, pero la realidad, es que el movimiento seguirá produciéndose y allí, en todos nuestros puntos de encuentro la negociación será, cada vez, más dura aportando más fracaso que éxitos. No hay vuelta atrás, cuando el interlocutor conoce ya todas las estrategias de conquista y ha sufrido, experiencias negativas por nuestra parte, quien tiene la llave de la nueva puerta, es tu empleado y ese empleado es quien primero ofrecerá devoluciones reales y el que puede aportar soluciones veraces y eficaces enriqueciendo la oferta que puedes vender porque él sabe y conoce la demanda real y la devolución que tendrás, de una forma más fiable y rápida que los grandes estudios de mercado donde inviertes, te pueden ofrecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada