martes, 31 de enero de 2012

#Branding y sus líderes en la gestión del talento

El juego de las apariencias ya no resulta tan satisfactorio como hace unas décadas. En todos los puntos de encuentro, la relación que genera la Imagen Corporativa, se fundamenta en la repetición de un mensaje seductor e hipnótico que solo necesitaba impactar, antes de haber generado, miles de contradicciones que ahora son devueltas. La utilidad o no de un empleado era solo observada, por falta de necesidad, desde una perspectiva donde el acatamiento de órdenes, la rapidez de la ejecución y la cantidad era primordial antes que la auténtica calidad, a pesar de que la promesa realizada por el mensaje, no fuera cumplida, la devolución negativa de quien era traicionado, podía obtener una cantidad asumible de rupturas, el eco, se hace más imponente, en la medida en la que yo, cuando cuento una experiencia negativa, cada vez encuentro más referentes identificables de la misma contradicción en, cada vez, más interlocutores que también han sido traicionados y que comparten, la experiencia nefasta. Creer que una gestión de equipos que dio éxito en un pasado donde aún no se oía de mi más que el mensaje de promesa, que nunca estuve dispuesto a trabajar, es como creer que podrás alcanzar la galaxia más lejana a la tierra con solo alzar el brazo.

Branding debe acometer lo que la Imagen Corporativa nunca cumplió por las prisas que nacen de una estrategia que solo contempla la conquista. Branding debe ser totalmente consciente que el empleado desinformado, sin herramientas válidas para acometer la tarea de construcción de experiencias óptimas en los puntos de encuentro, sin capacidad de movimiento, sin libertad de hablar y totalmente consciente de que nunca será escuchado, el empleado obligado a repetir un discurso hasta la eternidad, no está acometiendo, en ninguno de los casos, ninguna tarea para aportar valor a la Imagen de Marca, y no lo está haciendo, porque el proyecto empresarial al que dedica su trabajo, en realidad, no tiene ninguna intención de adaptación o permanencia en el mercado que le está demandando el cumpliendo del discurso.
Generar equipos horizontales favorecerá la cooperación y el feedback necesario para crear construcciones más sólidas, ya que la importancia de mantener una sola posición no estará latente, consiguiendo, con está sola acción que se permita dar una mayor importancia a las ideas que nazcan en los integrantes del grupo.  Si quieres productividad para una Era de la Información y utilizar la palabra innovación como estandarte es fundamental que todos los equipos de trabajo, puedan aportar mejoras desde las funciones que manejan, sean éstas de la índole que sean para el fortalecimiento de todos los valores que necesitas para permanecer en los mercados como un miembro influyente de la comunidad donde vives.

 Las actividades no son un paquete cerrado, ya que cada grupo, es diferente, puede ser parecidas pero no iguales en el diseño de los objetivos. Lentamente pero sin pausa todas las  actividades  deben ser constantemente analizadas y adaptadas a las reacciones de resistencia al cambio que proponen.  Pero el objetivo de Branding, debe ser siempre conseguir la exposición de ideas y la gestión adecuada del talento y la creatividad aportando soluciones realmente válidas para todos los grupos interesados en el modelo de negocio y esto arrastrará a la construcción de una Imagen de Marca intachable y a una Reputación, realmente necesaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada