miércoles, 2 de noviembre de 2011

#Branding en apoyo a la estabilidad de Imagen de #Marcas

El departamento de Branding exige contener entre sus tareas habituales la estabilización de una Imagen de Marca en todos los ámbitos de gestión de procedimientos que construyen la interactividad en todos los puntos de encuentro con los grupos de interés, sus armas más potentes son los empleados que gestionan la Cultura que se comunica y transmite y son los empleados y sus condiciones de trabajo, el caballo de batalla más débil que deja la Imagen Corporativa a su cargo.

Los equipos que gestiona nuestra empresa están integrados por muchas personas y además, la empresa puede estar gestionada por numerosos equipos. De forma habitual, las relaciones que establecen estos empleados, son de carácter impersonal, donde el anonimato es la rutina y aunque siempre existen, dentro de estos equipos, pequeños grupos, Las relaciones son inexistentes dejando un panorama desértico que individuos que luchan aislados, por estrategias salvajes que generan competitividad y que se muestran incapaces de ver más allá de objetivos simples de productividad, que exigen gastos superfluos en medidas de control con una capacidad nula para extraer de ellos todos los detalles que pueden dar forma a contenidos diversos que aportan valor al diseño de un Imagen de Marca perfecta. El establecimiento de la burocracia en el tejido empresarial provoca infinidad de contradicciones en todos los puntos de encuentro con los grupos interesados y quien tiene la clave para dar coherencia, esconde, sin el más mínimo reparo las claves de éxito, perjudicando la Reputación y la Imagen del proyecto ofreciendo escenarios que los grupos de interés adivinarán como perfectos caldos de cultivo que evitan la construcción de un Valor de Responsabilidad Social Corporativa correcto.

Los modelos de negocio que aglutinan infinidad de departamentos, siempre oponen la complejidad de la estructura para asumir cambios substanciales adecuados a la era de la información que vivimos. La comparación con las pequeñas y medianas empresas, resulta utópica y causa sonrisas a flamante directores de departamentos de Recursos Humanos, gravemente presionados por departamentos de Marketing que solo pueden conseguir fidelización hasta que dura la oferta, pero es Branding quien debe acometer esta tarea, sin falta, para beneficiarse de las garantías en fidelización e imagen que consiguen aquellos pequeños y medianos negocios que la Imagen Corporativa nunca podrá conseguir.

Las diferencias substanciales se manifiestan en la capacidad comunicacional y relacional que ofrece el tejido empresarial en un pequeño o mediano negocio. Todos se conocen, los sentimientos y la afectividad son manifiestos y esto favorece la expresión de ideas y la cualidad de fidelización de empleados dispuestos a desarrollar la creatividad y el talento para ponerlo a disposición de una estructura que sienten como suya haciendo que el sentimiento de lealtad, de integridad a los equipos de trabajo

Sin embargo, esta aportación de equipos pequeños, es de gran utilidad para la construcción de Imagen de Marcas que en grandes corporaciones deja el espacio para el nacimiento del departamento de Branding que debe preservar todas las identidades, exigiendo que se generen espacios creativos que puedan aportar Feed Back, cuidando al máximo la coherencia, de principio a fin, que permita la visión de toda la estructura como una compacta e indisoluble manifestación que ofrece valor a todos los grupos interesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada