jueves, 20 de octubre de 2011

Responsabilidad Social Corporativa #RSC Conceptos y Claves

En artículos anteriores hemos intentado clarificar haciendo referencia, a los puntos clave que en los modelos de negocio que ya viven en los mercados o los que tienen intención de entrar, el Valor Funcional es de vital prioridad pero que los equipos de trabajo que gestionan todo el tejido empresarial, son, en realidad, los que tocando el producto y a todos los grupos interesados en el proyecto, los que lograran que el producto y los servicios puedan adquirir un Valor Emocional con el que se construirá el contenido que necesita la Imagen de Marca y que ofrecerá el feed back adecuado para generar una comunicación bidimensional que aporte información veraz y a tiempo real, del tipo de promesas de obligado cumplimiento que debe generar un Valor de Responsabilidad Social Corporativa perfecto. Son nuestros empleados, los que mueven nuestros productos y servicios y de ellos dependerá en gran medida que la influencia obtenida en campañas publicitarias millonarias, sean suceptibles o no de convertirse en un alto potencial de influencia, convirtiendo al modelo de negocio en un miembro influyente de la comunidad donde vive. Potenciar y gestionar talento entre los empleados es apostar por conseguir equipos de alto rendimiento que pueden transformar conflictos en conflictos creativos mejorando el rendimiento al máximo aportando un plus de productividad, que si bien, quizá no ofrece resultados rápidos, si logrará la fidelización que Marketing no puede conseguir más que hasta que dura la oferta.   El cuidado que el departamento de Branding debe poner en la estructuración de estrategias adecuadas en el departamento de RRHH, deberá desestimar ciertos hábitos que hasta ahora sobreviven y que dificultan en extremo la consecución de Valor Emocional y por supuesto, la creación de un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que realmente pueda construir la Reputación de quien manda el mensaje de, me comportaré como un miembro que quiere vivir en esta comunidad siendo un vecino espléndido.

Los Recursos de Ocio y las herramientas que guardan los equipos artísticos que los generan ofrecen grandes posibilidades para generar Equipos que puedan cuidan la Imagen de Marca. Sus usos y utilidades habituales derriban obstáculos de relación de forma constante y son garantía de éxito que termina aplaudida por público que puede ser transformado en fans.  Sus practicas rutinarias se enfocan directamente en la Gestión de talento, potenciándolo y generando entrenamiento sistemático y duro sobre los aspectos formales e informales de la creatividad, que abordan de forma totalmente técnica. Ellos innovan, reinventan y viven en una libertad extrema que se encuadra perfectamente en un rígido marco de estructuras que busca coherencia, de principio a fin, fidelizando y unificando en función de un super objetivo del que nadie duda. ¿Quien, a estas alturas, puede dudar del enriquecimiento que pueden aportar para la construcción de un Valor Emocional, Valor de Responsabilidad Social, mejora sistemática del envoltorio de productos y servicios ofreciendo un Valor Funcional que se impregna de los anteriores valores para construir una Reputación correcta?

Los empleados guardan la emocionalidad del proyecto empresarial y ellos, también, se pueden convertir en el embajador que logrará transmitir correctamente la parte lógica

La Cultura está conformada por una parte ética, otra estética y la ideológica y se transforman en modelos de ser o de vivir que subsisten, en la medida en que son capaces de mantener diálogos complejos con la realidad que le circunda en pleno proceso evolutivo al que no temen y del cual se nutren. La Cultura de Marcas, puede generarse de la misma forma ofreciendo contenido visible para todos los grupos de interés, si el modelo de negocio asume el reto de olvidar viejos hábitos y consigue apertura a la creación de nuevos registros, a través de seguir la pauta que los equipos artísticos consideran fundamental y vital, "el proceso de aprendizaje, nunca acaba"

Los aspectos objetivos y simbolicas de la cultura, se manifiestan en la manera de pensar, sentir y obrar, que terminan siendo compartidas por una pluralidad de personas que establecen un vinculo único. Esta certeza deja a la vista el porque es preciso atender a la necesidad de crear un hábito responsabilidad que sea potenciada por los equipos que gestionamos, ya que estos son los actores que crean la cultura, a través, de una significacion simbólica que debe ser convertida en participación para que sea observada por los grupos de interés que son los que al final decidirán, motu propio,  si unirse o no. Por eso, la claridad de contenido, protección y defensa de los valores, teniendo en cuenta necesidades de los grupos interesados es vital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada