martes, 18 de octubre de 2011

#Branding y #RSC en estructuras del tejido Empresarial

El cometido que tiene el departamento de Branding es el de conseguir equipos de trabajo de alto rendimiento (Team building) que permitan la construcción de una comunicación bidimensional que exige una estructura donde la comunicación sea sencilla y permita que el feed back sea constante, evitando al máximo las interferencias, obstáculos y tiempos que requiere una construcción jerárquica que mantiene una constante de lejanía entre departamentos que funcionan a base de estrategias de las que solo se puede rescatar la acción concreta y donde se pierde el objetivo principal de unificación de criterios aportando así, valor al departamento que gestiona Valor de Responsabilidad Social Corporativa

Una estructura eficiente debe tener siempre presente que cada uno de los empleados desde el considerado más importante hasta el que menos atención recibe tocan de forma directa o indirecta, en algún momento, a los grupos de interés que están relacionados con la empresa. Si la construcción de departamentos está diseñada de forma jerárquica, podemos observar que la comunicación se desarrolla de forma unidireccional, relentizando todo el proceso de relaciones que pueden aportar información relevante en el momento menos previsible, desperdiciando oportunidades que se escapan por entre los entresijos que obligan a competir dejando la Imagen de Marca vendida a la necesidad creada que sin control sobre las circunstancias personales o grupales vive sometida a la presión de la incongruencia que se generan a través de pautas de conductas sobre las que no se puede obtener más que un comportamiento generalizado que nunca tendrá en cuenta el interés general, por encima del individual, y que será incapaz de transmitir confianza porque, simplemente, no puede percibirla.

En un ambiente hostil, donde la consigna es premiar las conductas mecanizadas que ayudan a la construcción de una Imagen Corporativa los modelos o guías estructurados como normas preestablecidas aíslan a los individuos y los equipos de trabajo que terminan conformándose en pequeñas comunidades que viven divididas entre si y que sobreviven aisladas del resto de comunidades que conforman el tejido empresarial y en esta atmósfera generada el control sobre la movilidad de roles se pierde haciendo inviable la consecución de la direccionalidad única que precisa del esfuerzo de todos para ser conseguida. La no marcación de encuadres permite que los referentes se establezcan desde las raíces vividas en los núcleos familiares y de amistad y la única opción que termina siendo uso común para la Imagen Corporativa es la de control férreo a base de normas que impiden la generación natural de espacios de comunicación creativa que aporte valor en cada paso.

Un ambiente creado bajo estas condiciones traslada tareas específicas y aisladas que desempeñan individuos y equipos, que en un corto espacio de tiempo terminan generando un funcionamiento repetitivo o lo que es lo mismo, una conducta acostumbrada a la rutina que establece canales de comunicación de órdenes que nunca podrán ser percibidas como pertenecientes a una idea global que mantiene una dirección clara, perdiendo significado y contenido hasta quedar circunscritas a simples mensajes de los que no se puede extraer la más mínima coherencia. Si debo expresar la idea de conjunto en mi tarea concreta y no soy capaz de percibir esta y encima, consciente o no, persigo objetivos de mera supervivencia, el ambiente que se genera termina convirtiendo al individuo en un mero trabajador que lucha por su objetivo individual en una comunidad percibida de forma negativa, que a su vez compite y lucha con el resto de comunidades supervivientes del tejido empresarial y la transmisión de este concepto será del todo irremediable, a pesar de los esfuerzos que la Imagen Corporativa deposita en la depuración de su mensaje unidireccional. La monotonia constante, de esta forma, se cierne como una guillotina sobre la productividad, con la aceptacion de estas costumbres cotidiana, induce al comportamiento que obtendrá irremediablemente una devolución de formas negativas. No en vano, asistimos a diario al lanzamiento de millonarias campañas publicitarias que tienen valor, solo hasta que tocan el primer punto de atención al cliente y que desestabilizan la relación con clientes antiguos provocando perdidas que viven de un amago de fidelización justo hasta donde dura la oferta.

Las actividades diseñadas por Branding bajo estructuras de Team Building utilizando herramientas que ofrecen los Recursos de Ocio sacadas de las pruebas y éxitos de los equipos que trabajan las disciplinas artísticas, crea útiles de aprendizaje y de gestión eficaces para individuos y equipos, que deben manifestar un comportamiento que propicie una comunicación bidimensional, asumiendo que esta comunicación se obtendrá en espacios habilitados que permitan la expresión del talento individual y grupal en función de la creación de contenidos de alto valor positivo que represente un handicap en la consecución de rentabilidad de las inversiones previstas, consiguiendo aumentar el bienestar que terminará viéndose reflejado en la productividad de forma permanente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada