martes, 31 de mayo de 2011

Como crear un Diseño de Cultura de #Marca desde la Base

Para obtener un Valor de Reputación óptimo debemos diseñar, estructurar, definir, crear canales de comunicación, identificar el mensaje y el espacio que aportará contenidos cada vez más complejos que nos ayuden a desplegar Valor Funcional, Valor Emocional y Valor de Responsabilidad Social Corporativa que aporte la posibilidad de generar una Cultura de Marca y para ello, nuestros empleados deben convertirse en embajadores, para lo que debemos obtener un buen diseño de Brand Team Building y los recursos de ocio ofrecen herramientas de gran util
idad que además, ha sido probada con grandes resultados de éxito.

Pero, en esta creación, siempre hay peligros que acechan, para atacar las filas de nuestros Equipos, sin ningún tipo de miramiento, esos peligros los podemos encontrar escondidos tras las palabras de la discordia, empeorando la comunicación y potenciando la desmotivación de estos equipos.

· El Branding nos aporta las armas, para construir a los Equipos de Marca, que se desarrollan en espacios donde se precisa la creatividad mientras se logra encuadrar de forma correcta el mensaje y los contenidos permitiendo un feed back completo que ayudará a dar formas concretas a la cada vez más compleja cantidad de significados y signos que deberán tenerse en cuenta para el crecimiento de la Imagen de Marca.

· El Team Building nos aporta herramientas para construir, mantener, formar y fortalecer a estos equipos para la contienda diaria.

· Los Recursos de Ocio nos proporciona formulas para ver y proteger las carencias que viven en los miembros de estos equipos y aporta herramientas de trabajo que suplen carencias por habilidades mientras desarrolla personalidades creativas que puedan trabajar en equipo.

Sin embargo, de nada vale, una construcción por muy perfecta que sea si la empresa da pie a emprender el camino que le llevará a dar pasos adecuados hacia su propia metamorfosis de modelo de negocio común enamorada de su única voz corporativa a una Imagen de Marca flexible y capaz de escuchar de forma correcta para aprender a emitir el mensaje admitendo en este la acumulación de contenidos, cada vez, más complejos y dispuestos al diálogo enriquecedor y no sólo al diálogo que pretende influir de forma rápida en el interlocutor. Este tipo de metamorfosis, es en la actualidad, necesaria porque mientras el modelo de negocio tarda en aceptar los cambios, el cliente, en el presente y en el futuro, ha aprendido y vive en una realidad completamente diferente a la que llevó al discurso corporativo a tener grandes éxitos en el pasado. Los clientes demandan ser usuarios y lo hacen ya en espacios públicos donde encuentran ecos que difunden los mensaje contradictorios y las experiencias negativas vividas en la relación con la Imagen Corporativa que solo sabe escuchar para encontrar la forma de conquistar a alguien que no solo fue ya conquistado, sino que vivió años compartiendo contigo la misma casa y que ya conoce todas las contradicciones desveladas por la interacción en la relación. Solo cuando se vuelvan a sentir identificados, cuando puedan volverse a sentir vinculados y cuando perciba que las promesas que se les hacen son realmente cumplidas, darán el paso a ser usuarios o fans.

Sin darnos cuenta, hemos entrado de lleno en la era de la información y los hábitos acumulados en la era industrial comienzan a manifestar errores de cálculo de forma constante. Aquel cliente que solitario se enfrentaba a promesas incumplidas que le de desvelaba la total contradicción entre el discurso corporativo y la verdadera naturaleza de la acción que ejecuta el modelo de negocio, tenía un radio de influencia mínimo en comparación al grado que al que hoy tiene acceso a través de redes sociales (Twitter, Faceboock, Linkedin, Quora ...) Una llamada de atención y seducción provocada a través de anuncios publicitarios llamativos y seductores, pueden convertirse en un auténtico peligro si por una mala gestión en los puntos de encuentro se hace visible la contradicción en espacios donde "el cliente" ahora comparte experiencias, vivencias transmitiendo discursos que llevan tanto signos como significados complejos que el modelo de negocio nunca podrá controlar, sino es a través de generar coherencia de principio a fin en toda su estructura y cuidando con mino, sobretodo, al empleado que está en el punto de encuentro.

Por eso el cambio, es necesario, cuanto más tardemos en aceptarlo e iniciar el proceso, la Imagen quedara mas dañada y será mas complicado mejorarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada