martes, 22 de febrero de 2011

Formas de Construir un Equipo de #Marca de Alto Rendimiento

Dentro del modelo que gestionamos hay diversos departamentos que con su trabajo específico ponen pie diferentes estrategias para conseguir resultados de éxito, cada uno de estos departamento esta integrado por empleados y estos pueden estar, más o menos, motivados de una u otra forma, puede que de alguna manera consigan llegar a los objetivos prefijados que se les marcan, sin embargo, amparados por el marcaje de una dirección que busca potenciar una lucha solo por intereses individuales divide grupos y pone a competir departamentos que deberían buscar la unificación de una imagen sólida, construida dando garantías de solvencia entre empleados que solo podrán mostrar y transmitir a nuestros clientes y a todo el mercado que la imagen corporativa marca diferencias limitadas frente a una competencia, cada vez más parecida a nuestro modelo de negocio. Reflexiones, cada vez más habituales entre los clientes llegan a identificar, por ejemplo, a los modelos de negocio que comparten sector, dejando perlas de la envergadura de "Son todos unos estafadores y si me apuras, creo que son todos lo mismo, que se dividen para sacar más partido fingiendo que poseemos la libertad de elección" "El comportamiento de estas empresas obliga a enfrentarse a ellas en las mismas condiciones que ellas plantean el juego, hay que buscar la forma de que me estafen lo menos posible" "¿Quien les cree?". Los esfuerzos realizados en estructuras que no muestran un objetivo común están abocados a transmitir siempre la imagen más desoladora y despiertan en el consumidor la sospecha de que tendrán que enfrentarse a ellas asumiendo las condiciones de una negociación donde yo perderé y donde debo ser muy astuto para perder menos. La competencia es identificada como perteneciente a la misma junta directiva que gestiona con un solo objetivo arrasar sin dar nada a cambio.

Contemplar la posibilidad de transformar un modelo de negocio al uso por una Imagen de Marca, no busca otra cosa que poder marcar grande diferencias con la competencia y conseguir ser una referencia para el cliente que inmerso entre los gritos repetitivos que escucha en el mercado, no consigue diferenciar entre tanta igualdad. El ser una Marca o construir el proyecto como tal, implica, no solo decir que nosotros somos diferentes, podemos gritarlo, envolverlo en azúcares o papel de regalo pero la realidad de una relación constante con empleados y clientes pondrá a vista del público en general el valor real de esa supuesta diferencia. No es que quiera transformar a mi empleado y mi cliente en un embajador de mi Imagen de Marca, es que de una forma concreta, los únicos que tienen la posibilidad de trasladar de forma coherente o no mis mensajes y llenarlos de contenidos de veracidad son esos empleados y clientes que definitivamente muestran un deseo claro de convertirse en usuarios o embajadores pero que al contacto con la realidad, frustrados y llenos de sensación de impotencia marcan sus mensajes con tal ímpetu de emociones negativas que se transforman en los que construyen las coplas más adversas y perjudiciales que acompañan a nuestra Imagen Corporativa, indicando a cada paso y sin contemplaciones todas y cada una de nuestras incongruencias.

Se una Marca no es decir que somos diferentes, es la forma de actuar y mostrar esa diferencia lo que nos define como un Valor de Reputación de Marca correcto.

Observar y construir equipos con la visión de que pueden convertirse en una herramienta de gran utilidad, es la mejor forma de obtener un rendimiento óptimo en grandes perspectivas de productividad y por ende cada miembro, cada equipo y todo el conjunto podrá avanzar buscando un objetivo común llenando de contenidos de alto valor vinculante porque son canales que transmiten y comparten sensaciones, percepción, imaginación, deseos, intenciones y el pensamiento. Si el ambiente que se se mueven traslada estos conceptos generando material residual positivo, esto será lo que transmitan nuestros equipos que de una forma certera será percibida por los consumidores. Si nuestros equipos siguen luchando cada uno por su lado y los miembros son condenados a luchar en ambientes de alta potenciación de competitividad que desune, la Imagen que seguiremos ofreciendo será esta, si en los puntos de encuentro posiciono estrategias que gestionan carroñeros, es esa la imagen que trasladaré al cliente y la que empleados y clientes trasladarán a todo el entorno donde comparten experiencias, obteniendo a la vuelta, carroñeros que se relacionaran conmigo como empleados y clientes, cada vez más lejanos a la imagen de usuarios, fans o embajadores de una Imagen de Marca.

Las Actividades Diseñadas por el Brand Team Building deben tener en cuenta, como estos miembros y equipos construyen sus experiencias y el modo en que estas construcciones les producen cambios perceptibles en el estado de animo, conatos de ansiedad, hostilidad, etc. Para diseñar estructuras flexibles y ambientes amables donde los Roles deben poder rotar y actuar de una forma contraria a lo conocido, que por conocido ya sabemos los resultados que podemos obtener y de los que, en realidad, no estoy sacando el máximo partido y donde estoy perdiendo recursos, tiempo, esfuerzo y dinero para ejercer una labor más policíaca que un entorno de productividad máxima.

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo" Albert Einstein

Construir hacia un modelo de crecimiento sostenible que asume que la relación directa desarticula cualquier discurso por muy bien construido que esté este, es elegir un camino diferente donde el empleado tenderá a ser más consciente, tendrá una lectura más amable, podrá comprobar la veracidad con más facilidad y transmitir esta veracidad con mucha más efectividad tanto a la tarea específica para la que está contratado como en las tareas que del cargo de embajador de Marca se requiere.


La construcción de estas Actividades exige de una forma la elaboración concreta. El empleado selecciona y organiza las informaciones que le llegan de formas variables, el empleado llega armado con una serie de conceptos, conocimientos y representaciones, que ha ido adquiriendo gracias a sus experiencias, solo a través de una relación diseñada de forma óptima se conseguirá establecer relaciones capaces de mantener una vinculación adecuada, a través de estas relaciones, el individuo será capaz de atribuir un significado más preciso, y encontrará la forma de construir nuevas formas de trabajo, asumiendo que dará una importancia relevante a la atención y al cuidado que ponga la empresa en manifestar un bienestar los espacios de relación que comparten, el logro de un aprendizaje significativo marcará líneas definidas hacia el éxito en el desempeño de sus funciones.

El papel de esta Actividades es lograr que el empleado sea consciente de las sensaciones hacia sí mismo y hacia el entorno laboral. La clave es enfocarse en el aquí y ahora, jugando incluso con las experiencias pasadas. Se podrán usar técnicas de vivencias y la espontaneidad, el sentir la racionalización, poder conseguir una compresión global de los procesos que se han vivido durante este periodo, consiguiendo, sobre todo, que las reflexiones, los sentimientos, lo que hace y lo que piensa, mantenga una coherencia de principio a fin que provocará honestidad y desarrollo, consiguiendo una relación con los compañeros y su entorno, que de una forma más abierta y compresible con los compañeros se muestre como una forma más madura de relación.

¿Que conseguiremos con esto?, simplemente se conseguirá un aumento del interés del empleado no solo por los compañeros sino que conseguiremos captar la atención por su entorno siendo este espacio la Empresa que gestiona y provocaremos que pueda comunicar y transmitir esto, de forma correcta, en el espacio donde comparte experiencias y sus reflexiones lo convierten en líder que recomiendo. Esto es uno de los puntos necesarios para poder construir un Equipo de Marca de Alto Rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada