martes, 4 de enero de 2011

#RSC y #RSE apoyados por el #Brand #TeamBuilding con Recursos de Ocio

Una empresa no solo debe tener una función económica, si quiere permanecer en el mercado y consolidar un Valor de Reputación que lo permita, debe acumular la información precisa que le permita desarrollar una función social y ambiental, ajustados a la ética y respeto para generar una Cultura de Marca apetecible.

En el momento actual si una empresa desea permanecer en el mercado tendrá que asumir y entender que la relación con el cliente ha cambiado, que las decisiones que toma un cliente ya no se producen solo por lo que el mensaje que se emite a través de un anuncio sino que el peso de su experiencia y la emoción que le produce esta revierte de forma inmediata en la relación que tenga la empresa con ese cliente.

Será cuando, se perciba el valor real que tiene invertir en procesos que deben ser rentables en largos periodos de tiempo, cuando entre en el juego de forma completamente satisfactoria el trabajo y el esfuerzo por construir un Valor de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) conocida también como el de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), lo que debe pretender es conseguir un tratamiento de respeto y cortesía que da dignidad al empleo, prestando suma atención tanto a los empleados como a sus condiciones y el trato que reciben en su puesto de trabajo, puesto que son ellos, desde el que más arriba esté en el posicionamiento jerárquico como el último en esa secuencia, quienes gestionan la Imagen de Marca que precisas para conseguir un Valor de Reputación adecuado.

Los modelos de negocio al uso, enfrascados en una clara tendencia a solo prestar atención a los beneficios anteriores que les fueron ofrecidos a través de los soportes publicitarios que apoyaban al departamento de ventas y posteriormente al departamento de marketing, tienen que asumir que para poder aprovechar los cambios que se dibujan en el comportamiento del mercado y poder transformar sus fuerzas y tendencias en vientos a favor, tendrán que entrar a modificar e implementar pequeñas variaciones en los paisajes más profundos que se dibujan en las estructuras de la empresa que estamos gestionando.

El Branding junto al apoyo de una gestión correcta de actividades de Team Building que conviertan a nuestros empleados en un equipo único de alto rendimiento que lucha por un objetivo único común aportaran a la empresa el valor, la credibilidad y una singularidad de Marca, que por si sola la imagen corporativa no logrará construir. Aliados de esta misión pueden encontrarse en equipos artísticos que llevan siglos construyendo su Valor Funcional sin olvidar el valor Emocional y construyendo Valor de Responsabilidad Social Corporativa creando cultura que les resulta devuelta transformada en empleados que muestran una implicación total con la tarea, enamorados de rutinas a las que elevan a la etiqueta de arte y vinculados, sin fisuras, en la lucha por conseguir concretar un objetivo común y que pueden transformar clientes que se acercan, en fans de gran envergadura, dispuestos a vender por ellos en cualquier ámbito o espacio donde se encuentren.

Es de vital importancia adquirir la percepción de que tanto el empleado, como el consumidor son elementos esenciales para desarrollar una buena planificación estratégica de negocios, por eso al generar cualquier proyecto, tendremos que tener en cuenta a todos los involucrados y también a todos los interesados de una forma positiva e incluso negativa se relacionan con nuestra propuesta, ya que una buena planificación llevará al éxito si involucra de una forma activa el estudio y la determinación de las necesidades y expectativas de estos.

La RSE nos ayudara a detectar las responsabilidades éticas obligadas que la empresa debe asumir con sus empleados y clientes. Debe servir con productos útiles y en condiciones a justadas al momento y necesidades de la sociedad. Debe respetar y favorecer unas condiciones justas, favoreciendo unas condiciones de trabajo adecuadas que ofrezcan la seguridad, salud laboral, el desarrollo humano y profesional de los empleados.

Empleados trabajando en condiciones donde se articulan correctamente las soluciones que pueden aportar Equipos de Alto Rendimiento, terminan convirtiéndose en los pilares y apoyo real donde una estructura de Marca debe estar sólidamente afianzadas para generar una Cultura única, propia y exclusiva que nos dará la ansiada diferencia.

Por eso el RSC se manifiesta  también, como una estrategia adicional contra la competencia, Si la empresa que gestionamos se define con una Cultura de Marca comportándose como miembro de una comunidad que exhibe un buen comportamiento como ciudadano corporativo, conseguirá crear una historia que vivirá con el empleado y el cliente de forma positiva, transformando a estos en Fans - usuarios que se sientan identificados con la Empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada