martes, 5 de octubre de 2010

El valor de una #marca en la mente de un fans

Crear compromiso con el Valor Funcional, el Valor Emocional y el Valor de Responsabilidad Social Corporativa, a pesar de parecer el más complejo de conseguir, procura que el esfuerzo en el que el modelo de negocio se embarca para conseguir fans. Si ellos viajan contigo y por tu acompañarles obtendrás vínculos y conocimiento exclusivo, subiendo el nivel de empatía que ellos tendrán hacia ti, no es una locura afirmar que tú obtendrás el mismo rédito de empatía por ellos, el Valor de Responsabilidad Social Corporativa #RSC, nace con coherencia de principio a fin, en este tipo de relaciones.

Si podemos pensar sobre el mejor resultado de seguimiento, afinidad, implicación. captación, fidelización que debemos tener tanto dentro a nivel de empleados, como fuera de la empresa en el ámbito de los clientes que gestionamos, antes deberíamos saber que es lo que piensa y que emociones les mueven como personas. Ya que esta pregunta no tiene una sola respuesta definitiva, tendremos que explorar muchas respuestas posibles.

El pensamiento es lo que irradia la mente. Igual que las formas físicas emite energía , el pensamiento tiene propiedades tales como amplitud, frecuencia e intensidad. A diferencia de las formas físicas de energía , el pensamiento ofrece propiedades tales como apego, sentimientos y juicio. Las historias se componen y cuentan aplicando todas las propiedades, a diferencia de las órdenes o discursos planos, ellas ofrecen la posibilidad de ofrecer un punto de vista no unidimensional, sino que abarcan todo el espectro que el mundo físico y el mundo del pensamiento, aportando, también, un reconocimiento de las emociones que se desprenden de la interacción entre el mundo energético de las formas y el mundo mental. Gestionar una historia , nos garantiza, cubrir todo el espectro de movimiento que se crea en estos espacios de reacción interna ante un mensaje. Si queremos conseguir gestionar pensamientos positivos y agradables, podremos crean un vínculo con el receptor de nuestra historia, sea empleado o cliente, para mover hacia direcciones concretas, observando, las reacciones positivas o negativas que modificaran nuestra propia dirección para ser mucho más productivos y útiles

La visión de una historia se convierte en un vehículo. El canal que usa el mensaje empezará a provocar interacción desde cualquier orden, puede contarse la historia con el lenguaje del corazón, el de las emociones o de forma conceptual pero será el cerebro quien se convierta en el vehículo que marcará las direcciones. Podríamos preguntar ¿Hacia dónde se moverá? ¿Cuantas paradas hará? ¿Quién más lo acompañará en su viaje? pero podemos asegurarnos de, al menos, ser ese compañero de viaje y por el camino podemos hablar y establecer relaciones más profundas con el y con su entorno, gracias al vínculo podemos conseguir que las relaciones, sean coherentes y positivas, recurrentes y enmarcadas en la imagen de amistad. Que está para lo bueno pero también está para contarnos lo que estamos haciendo mal, haciéndonos crecer. Tendremos fans, amigos que llegan, en vez de tener que salir siempre en su búsqueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada