jueves, 12 de agosto de 2010

Beneficios de una #Marca con Emoción


Ya no vale gritar el nombre de la empresa ni tampoco el tener invadido el mercado con nuestro logo, empezamos a ver como la productividad baja, empezamos a ver que la diferencia que logramos vamos ya no es suficiente, ya no vale gritar que mi producto es mejor, más grande o diferente, porque las empresas que están compitiendo con nosotros gestionan productos similares o incluso aparentan ser el mismo.

Habrá que empezar a reconocer que el cliente por mucho que le digamos, al final elegirá después, de procesos de reflexión donde no estamos participando y apoyándose en su propia experiencia decide sin tener en cuenta los gritos con los que saturamos el mercado. Es ese el momento cuando empezaremos a distinguir que el cliente no toma decisiones SOLO CON SU MENTE si no que LA EMOCIÓN tendrá mucho más peso a la hora la decisión que el cliente tomara al final.

El mejor ejemplo lo podemos ver en el siguiente video, donde podemos ver una empresa que se gestiono como marca, donde construyendo una historia ha logrado que el cliente jugué y participe con ellos y poder compartir experiencias, entre la empresa y el mismo cliente.

Coca Cola comprende que el esfuerzo por conseguir un buen VALOR EMOCIONAL crea grandes diferencias con la competencia, alentado a despertar emociones en el cliente y invitándole a interaccionar compartiendo la sensación de reescribir la historia. Por lo que el cliente ya no necesitara ver el logotipo en cada momento para relacionarlo con un sentimiento positivo.

Si le preguntamos a estos clientes que le sugiere el escuchar Coca Cola, tendremos muchas respuestas como la chispa de la vida, juventud, diversión y muchas más respuestas más, esto es achacable a la potencia que esgrime haciendo participar al cliente en la generación de vínculación emocional. No es el momento de gastar en publicidad que grite nuestro logo, que diga que somos los líderes del mercado aún gastando cantidades increíbles de dinero sino logramos que ese mensaje publicitario cuente una historia, invite a participar de esa historia, haga vivir la historia y genere espacios donde compartir experiencias que harán más satisfactoria la relación empática con el cliente, haciendo más fácil que en la toma de decisiones el cliente se convierta en fans del valor funcional que gestiona tu modelo de negocio porque hemos construido correctamente el valor emocional que debe acompañarla. Si creemos que tendremos fans fuera de casa, sin haber cuidado que la relación con los empleados también sea transformada a fans correremos de forma constante el riesgo de que el éxito no suceda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada